viernes, 1 de mayo de 2009

Fiesta Brava en la Puerta Grande








Lance Maestro a tí Mismo


Acompañado

nada más de su soledad

avanza el caminante

sin la acidez ventral

del afilado Cioran

ni los mercados

para los pobres

pagados del bolsillo

de Beethoven

ni tampoco

los sórdidos vía crucis

de Carlitos Baudelaire

en la ramera ciudad

de Paris,

acompañado

en fín

de todo elogio

de la diferencia:

-entonas muy bien

con asintonías.

¿Aún se logrará ser

tan absolutamente moderno,

verdaderamente

transformado?

se necesita evitar

la próxima guerra

Y sin tu ayuda lectora mía

a este pobre itinerante

le va a quedar complicado

convertirse en un sujeto util

para esta su generación,

que aguarda la manifestación

gloriosa de éste

Tu servidor.



Epilogo: Cuando piensas que has recorrido todos los caminos, dale una mirada a los tiempos pasados y en ellos encontrarás siempre algo nuevo. Fijemonos apenas en el mito sustentado por el aciago dios Minos, metáfora clara de la acción del demiurgo sobre su sistema: manda a Dedalo construir un laberinto que posteriormente serviría como escenario de la batalla entre Teseo y el Minotauro. La tradición siguiría representándose en la utilización de multiples toros y atestiguando sendas faenas agenciadas por el matador de turno, y en cuanto al escenario con el trazo cada vez mas insinuado del laberinto; resultado: lo que conocemos hoy como la fiesta brava en la puerta grande.


En cuanto a Ariadna nos queda decir que ella se encarga, a la salida de recibirle oreja, cola, pata y pezcuezo al agitado bullfighter

Esperamos no haberles importunado. Les apreciamos, muchos abrazos





1 comentario:

Leo Le Gris dijo...

A veces suelo pensar si aquel hilo otrora salvador, es precisamente la cuerda guía que nos lleva inexorablemente al descenso a ese laberinto de Minos...

el sendero es el sendero del solitario, tu, tus cuitas y tus transitorios compañeros de viaje que te aportan, te acompañan y se bajan en cualquiera de las estaciones del trayecto.

El ejemplo es un ejemplo vitae, de actitud ante el mundo sensorial que te invade, es ese ejemplo el que debe iluminar a tus congéneres y a aquellos que vienen detrás...

un abrazo y como siempre poderosas son tus frases y tus versos, amigo!

Who read us?