viernes, 26 de febrero de 2010

Sin internet

En un horario distinto el sol asoma sus rayos entre la pared y la puerta casi cerrada. El aire acondicionado que sopla con varias décadas de resistencia encima; salir, correr, chulear. La gente de Ahiti ahogada en melancolía, sumergidos en el infortunio lloran la justicia y la misantropía. Hay ganas de irse, de estar en otro espacio. Pero queda poco tiempo y Luis esta cerca de las líneas de Nazca, ¡que calor! Saludo las sombras ahítas de melancolía, signo de capricornio sube las colinas más próximas y se agota y duerme casi todo el tiempo. La vida se va, el tiempo se va. Alegraos los unos a los otros cuando les quede tiempo, trabajen como burros sin mirar a ningún lado pero con el reproductor encendido llenando tu cabeza de rock. Bebidas energéticas, bebidas hidratantes y absenta. Mi computador no registra ninguna marca conocida, el internet ha vuelto.

3 comentarios:

Nicolas Nautfal dijo...

Llena de mucho mas que rock esta cabeza que estalla de lo puro mundana, abrazando a los amigos que retozan en su ausencia y se amortiguan de energizantes bebedizos para chulear toda la noche lo que a uno no le deja el día, por que estos días parecen ser los del fin de la tierra.

Sin embargo estás ahí con todo tu tedio de sin-rumba lo que no le resta un apice de encantador a ese asteroide que se avecina.

Por lo demas espero que los científicos orates no sigan provocando mas seismos en la fragil linea terrestre.

furgoner dijo...

trabajar como burro esccuhando rock....ja
es la unica manera de trabajar
no se como hacian en la priemra revolcion industrial


anioro la vida sin internet
y lo peor
es que soy aficionado a la internet

cuando se corta
aplaudo

es como que se apaga el mundo
pero ahi te das cuenta que no
que el Mundo es otro
ese donde una respira
corre
come
caga
coje
ama
pierde
gana
odia
cree
piensa
crea

eso
sin internet

Leo Le Gris dijo...

vaya que si el sin sentido de la vida moderna de repente desaparece cuando te desconectas de la virtualidad y retornas alegre a la realidad de la substancia: aromas, sabores, sinestesias, la música de las esferas, la trajedia de la corteza resquebrajada y de los corazones ajados, desenfreno de alcohol y de noche, rumor de blues a la luz de la luna y una bella cabellera castaña ondeando bajo la brisa de verano...

y como dice Furgo, todo esto sin internet!

muy bueno el automatismo viejo Bateman!

Who read us?